Políticas de Seguridad

En concordancia con nuestros principios rectores, sintetizados en la misión de Banco Familiar, hemos elaborado un conjunto de principios y recomendaciones para el uso seguro de Internet por parte de nuestros clientes para operar con Familiar A Toda Hora Banca WEB.
Principios

  1. Todos los clientes del Banco, que tengan contratado al menos 1 producto con él, pueden a través de un procedimiento de activación acceder al canal Internet. En caso que algún cliente desee inhibir esta posibilidad deberá presentar carta firmada por él con su firma registrada en el banco. Esta decisión podrá ser dejada sin efecto utilizando el mismo procedimiento.
  2. Banco Familiar pone a disposición de los clientes los medios, para un acceso remoto a sus operaciones seguro y confiable. Constantemente actualiza estos medios para que incorporen las mejores prácticas a nivel nacional e internacional, y que sean económicamente factibles. Como principio básico, no ofrece servicios remotos sin ofrecer conjuntamente los medios para proteger la información y el patrimonio de nuestros clientes en la ejecución de dichos servicios.
  3. Es obligación implícita, tanto del cliente que usa medios remotos, como de aquellos que no inhiben esta posibilidad, de estar informados de los distintos aspectos que involucran las practicas de uso seguro de los medios remotos. En general estos se informan en el presente documento, como en diversas comunicaciones, instrumentos, y/o publicaciones que emite Banco Familiar y distribuye a sus clientes.
  4. En particular, se considera que no hay ningún sistema de seguridad que no cuente con un grado de colaboración del usuario. En consecuencia, el cliente debe asumir que los medios de seguridad que Banco Familiar pone a disposición de él, consideran una práctica responsable, y cuidadosa en el uso de ellos.
  5. El Número Personal de Identificación (PIN) o contraseña se considera como una firma electrónica. Todo documento emitido electrónicamente tiene el mismo valor que uno emitido en papel y firmado manuscritamente cuando existe una práctica aceptada de autentificación. En virtud de lo anterior, así como en las condiciones generales de cuenta corriente, y otros documentos afines que firma el cliente con Banco Familiar, la practica de autorizar, suscribir o activar electrónicamente y en forma remota mandatos, reglamentos, solicitudes, y otro tipo de autorizaciones o comunicaciones con el Banco es considerada válida, y substituye el procedimiento equivalente de forma manuscrita u hológrafa.
  6. En particular, es nuestra interpretación que todo acceso a sitios de Banco Familiar, donde se solicite autentificación, es equivalente a solicitar mediante documento electrónico (privado o publico, según sea el caso) una autorización de acceso por parte del cliente o un representante autorizado. En consecuencia, un acceso fraudulento, será considerado a lo menos una falsificación de documento.
  7. Banco Familiar se hará parte en todos los procesos legales, que inicie por cuenta propia y colaborará con los iniciados por terceros, en que considere que se ha intentado causar daños o perjuicios, apropiarse indebidamente de fondos, o conocer información personal sujeta o no al secreto y reserva bancario, de nuestros clientes.
  8. Como principio básico, ningún funcionario de Banco Familiar requiere ni tiene necesidad de conocer la claves secretas, o cualquier información confidencial que se use para los fines de autentificación remota de los clientes.
  9. Banco Familiar no almacena ni registra las claves secretas del cliente, sino sólo un número derivado que permite verificarlas cuando el cliente hace uso de ellas, pero no conocerlas.
  10. Banco Familiar posee una tecnología que permite al usuario digitar las claves secretas desde otros sitios, sin que los otros sitios conozcan, manipulen, o almacenen la o las claves secretas o información para autentificación remota del cliente. Por el contrario, como política Banco Familiar no se hace responsable de la seguridad cuando el cliente permite que su o sus claves secretas sean manipulados por sitios WEB distintos a los autorizados. En estos casos es de responsabilidad de los clientes verificar las medidas de seguridad en los otros sitios distintos de los utilizados por Banco Familiar.
  11. Banco Familiar adhiere a la creciente práctica internacional de no calificar como "spamming" o envío no solicitado de correos electrónicos, aquellos mensajes en que el cliente tiene la posibilidad de prevenir efectivamente el recibo futuro de esos mensajes o solicitar derechamente su no envío; y su dirección de correo electrónico ha sido obtenido con consentimiento directo o indirecto del cliente.
  12. Banco Familiar no vende, traspasa, o permite el acceso a terceras personas de información personal de los clientes sin su expreso consentimiento.

Elementos de seguridad disponibles para el cliente

Clave/Contraseña Banca WEB

El proceso más importante para proteger tu información es el proceso de identificación (Autenticación), que incluye la creación de una clave internet o contraseña asociada a su identificación personal.

La clave sirve sólo para el canal Banca WEB, y es independiente de su clave de tarjeta, y de Cajeros automáticos (PIN).
Ningún funcionario de Banco Familiar tiene, ni debe tener acceso a tu clave internet.

Su largo es de 6 a 8 caracteres alfanuméricos (letras, y números), y en el momento de crearla o modificarla, un programa invalida combinaciones triviales como "000000".

La clave internet, es su firma digital, la que nos permite suponer que las operaciones bancarias solicitadas bajo una sesión segura originada por esta clave son solicitadas por vos.

Recomendaciones

  • Para efectos de autentificarse remotamente el cliente contará con una o más claves secretas. Es obligación personal del cliente que estas claves permanezcan bajo su custodia y en la condición de secretas.
  • A menudo la PC o dispositivo de acceso desde donde se conecta el cliente, posee funciones que le permiten guardar la clave secreta o secuencia de acceso para efectos de evitar el tener que recordársela cada vez. Está práctica es peligrosa y se recomienda no emplearla, toda vez que la clave una vez almacenada en un medio físico es posible accesarla, en especial, cuando se trata de un PC de uso compartido.
  • Igualmente, toda vez que el cliente almacena su clave secreta en sitios WEB de terceros, debe estar consciente que está comprometiendo potencialmente su seguridad confiando en un tercero que no es él ni tampoco Banco Familiar.
  • No se debe usar una secuencia de dígitos y caracteres trivial en la formación de las clave secretas, cuando esta depende del cliente. Existen numerosos ejemplos (fechas de cumpleaños, nombres de parientes, 123456, etc...) de claves que son descubiertas por simple deducción.
  • No se debe usar una secuencia de dígitos y caracteres similar en la formación de la clave secreta a la de otra clave secreta que esté usando, como por ejemplo la clave de cajero automático. En este caso el problema es que el nivel de seguridad de la clave cae (en el peor de los casos) al del sistema de protección más débil.
  • Absolutamente nadie, incluyendo a cualquier funcionario de Banco Familiar, puede conocer su clave o pedir que cambie la suya a una conocida por él. Los procesos y sistemas están diseñados para operar sin que ningún colaborador de Banco Familiar deba saber su clave.
  • Evite el acceso a los sitios de Banco Familiar desde "Cibercafés", o computadores personales de uso público, ya que ocasionalmente estas PC están contaminados por virus computacionales que capturan la secuencia de caracteres de la clave.
  • Mantenga actualizado la dirección de casilla electrónica que usa sistemáticamente.
  • Nunca envíe información confidencial por correo electrónico, salvo que utilice sistemas de cifrado que garantizan la confidencialidad de la comunicación.

 


Share Compartir / Guardar